lunes, 21 de noviembre de 2022

Carlos




Lo estaba buscando por todas partes. Necesitaba cobrar su dinero. Muchas oportunidades le había dado. Él era el dueño de esa zona, tenia personas que eran sus superiores. No podía bajar la guardia, tenia una imagen que mantener. 

- Carlos, lo encontramos, tenemos su dirección. 

Cuando llegaron a la casa, se encontraba vacía, si se dejaban llevar por el patio, parecía que estaba abandonada  desde hace mucho tiempo. Seguían buscando y no  encontraban al deudor, ni a su novia. Era como si la tierra se los hubiera tragado. Fue entonces cuando ya se dio por vencido e iba a notificar la gran deuda que tenia de las ventas de sustancias controladas.  Entró a las redes sociales y vio la noticia de un hombre llamado Brian, que lo encontraron en Perú y no recordaba nada. Lo que le llamó la atención fue que a lo lejos, vio a la persona que estaba buscando, tuvo que acercar la foto, el hombre se encontraba caminando. Llamó a sus guardias y le notificó. 

- Ya encontré a Adrian, está en Perú.
¿Estás seguro?
- Si fallo. me dejaré de llamar EL GRAN CARLOS. 


Más relatos aquí.